miércoles, 9 de octubre de 2013

actualización ....

bueno, demasiado tiempo sin escribir, demasiadas cosas que contar y muy poca energía, ¿verdad?

vamos a lo más importante. llegué a la dosis máxima (o casi) de metotrexato hace poco más de un mes. mi hígado lo está sufriendo, pero no tanto como para alarmarse por ahora. lo importante es que pude dejar el corticoide y mis dedos ya no están inflamados, o sea que está funcionando :)

en general me cae como una patada en el estómago los dos primeros días. suelo estar muy cansada (una sensación de que mover las piernas me cuesta horrores) esos dos días, y luego salvo alguna náusea y el cansancio normal, estoy bien. estos últimos días empecé a perder mucho pelo... pero es lo que se puede esperar... no tiene mucho sentido sufrir por eso. si me quedo calva como un buevo, será una buena excusa para tatuarme toda la bocha o probar pelucas de colores (?)



por otro lado, aparentemente la pregabalina me estaba deprimiendo (por si a alguno le toca tomarla, se supone que es un efecto común) así que mi psiquiatra me cambió a un antidepresivo más fuerte. 

también periódicamente me causa sueños muy vívidos, como los que uno tiene cuando toma alcohol, y varias veces me desperté con mareos (esto último no sé si es por la pregabalina o el metotrexato) y una hermosa sensación llamada "despersonalización" (que tampoco puedo asegurar que se deba a la droga, porque ya la tuve antes). pero bueno, cualquiera estos efectos secundarios son menos graves que mi sistema inmune volviendose loco, así que... agua y ajo. cuando la vida te da limones, hacés limonada. o en mi caso, si tengo yerba, un rico tereré.. mmm, el otro día me tomé como 2 litros de tereré de clight de naranja (?).




el 15 salgo de viaje a praga (siii, todavía no caigo...) y tengo un poco de miedo de que el stress del viaje me "brote". espero que no me agarre mucho cansancio para poder disfrutar del viaje como se debe. lo tenemos planeado hace tanto tiempo...